El Palio de Respeto se estrenará el Viernes Santo

La procesión del Viernes Santo será aún más especial para todos ya que la cofradía recupera el palio de respeto. Aquí podéis leer una breve reseña histórica realizada por nuestro secretario Manuel Madrid.

“La primera referencia al palio de respeto, que figura en la procesión, es de 1589, donde se dice que no lo podrá llevar nadie que no sea hermano y está al corriente de pago de las cuotas. En 1591 se acuerda realizar un nuevo palio, con sus flecos, que se paga con donativos de los hermanos. En 1596 se sabe que el palio se usaba no sólo para la procesión sino también para otras ceremonias de la cofradía, como podían ser la fiesta de enero o acompañar a la comunidad de los dominicos al monumento del Jueves Santo.

Posteriormente se cita en los inventarios de 1638 y 1661, donde se describe como un palio carmesí (o sea, que el palio era granate), con flecos de seda y oro fino y con seis varas. Debió haber algunos años del siglo XVII en que no se sacase y quizá se revitaliza su uso a partir de 1659, cuando se dice que se va a sacar a Jesús bajo palio para darle mayor respeto; en la década siguiente su uso estaba consolidado. Curiosamente, por esas fechas la costumbre era que le palio de respeto que iba detrás de Jesús lo sacaran… los hermanos de la Soledad.

Del siglo XVIII y XIX conocemos muy poco aún y todo está pendiente de estudiarse. Sí se sabe que en 1892 el palio figura en el inventario de bienes. Se trataba entonces de un palio más sencillo que el del siglo XVII. Ya era de damasco morado, pero sin forro, y las caídas ya no son de flecos de oro sino de veludillo dorado. No tenía seis varas sino cuatro coronadas por bolas doradas.

Además se constata que había varios juegos de varas, lo que quiere decir que su uso era común y se utilizaba no sólo para la procesión. Las varas largas debían ser metálicas y las cortas consta que eran de madera.

Posiblemente se utilizó hasta los primeros años del siglo XX, y entonces dejó de sacarse en la procesión, lo cual no quiere decir que no siguiera dándosele uso en actos como la reserva del Santísimo en la Novena o en la Fiesta, o incluso cuando se llevaba el Viático a los hermanos enfermos”.

Scroll to top